Ingeniería y energía solar

Proyectos y gestión de instalaciones

¿Te podemos ayudar?

966 377 960

Blog

Hablemos de coches eléctricos....

coche electrico Alicante Tesla

 

¿Te imaginas pagar solo 3,98 € para llenar tu depósito sin contaminar al medio ambiente? Y aparcar gratis en pleno centro de Madrid o Barcelona. Sin duda los coches eléctricos se han convertido en una buena alternativa para la movilidad sostenible.  Y aunque aún no lo veamos como una buena opción a la hora de comprar un coche, estos han llegado para quedarse siendo capaces y eficientes, y también necesarios desde el punto de vista de medioambiental.

En una anterior entrada de blog estuvimos hablando sobre el invento que estaban trabajando tres jóvenes catalanes  creando una red de recarga compartida para vehiculos electricos.

La venta de coches eléctricos en España en 2016 aumentó un 51,5%, es decir, 4.746 vehículos vendidos, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

Y cada vez es más habitual la imagen de un conductor parado en un punto de carga para cargar su coche

.

En pleno centro de Alicante también fomentamos la movilidad sostenible. Coche Tesla recargando fuerzas en un punto de carga en Av. Alfonso el Sabio.  Foto: Antonio Gálvez Fuentes.

 

Antes de hablar cómo funcionan vamos a explicar los tipos de vehículos eléctricos que podemos encontrarnos:  el vehículo hibrido eléctrico (HEV), Vehículo hibrido enchufable (PHEV) y los vehículos 100% eléctricos (EV)

 

HEV: Con un motor de combustión interna y un motor eléctrico de imán permanente. Estos vehículos cuentan con escasa autonomía en modo eléctrico. A bajas velocidades sólo el motor eléctrico impulsa el vehículo, con cero emisiones y al parar, el motor de combustión se apaga, no consumiendo combustible. Por ejemplo, el Toyota Prius.

PHEV: A diferencia de los HEV, en estos se aumenta la autonomía de su motor eléctrico hasta los 20 km al llevar un sistema que permite enchufar el coche y cargarlo.

EV: Son los coches 100% eléctricos que cuentan con una serie de baterías y un motor eléctrico, olvidándose del consumo de combustibles para su funcionamiento. 

En el artículo nos vamos a centrar en estos últimos vehículos.  El coche eléctrico más popular en España es el Nissan Leaf, el cual cuenta con un motor de 30 kWh y cargador a bordo de 6,6 kWh. Este coche tiene una autonomía de 200 kilómetros y cargar el coche al 100% costaría alrededor de 3,98 €.

 

Si estás pensando en comprar un coche eléctrico lo primero que te viene a la mente es ¿dónde y cómo lo voy a recargar?

Los puntos de recarga pueden ser exteriores,  hay instalados postes de recarga, mientras que en recintos cerrados, como por ejemplo un garaje, se instala una caja de recarga en la pared (WallBox) como punto de recarga.

 

En el exterior, estos puntos de recarga también se pueden combinar con el uso de energía renovables como por ejemplo las llamadas "fotolineras", estaciones de recarga similares a las gasolineras pero para vehículos eléctricos donde hacemos uso de la energía solar para recargar nuestro coche.

En España ya podemos ver varios casos de fotolineras  o electrolineras. En la aplicación web de Electromaps puedes ver más información sobre los puntos de recarga disponible en España.

También, en cualquier parking o garaje en el exterior se pueden instalar paneles solares para producir energía limpia y alimentar nuestro coche eléctrico. Solar Watts se ha adelantado ya está trabajando en eso ofreciendo instalaciones de este tipo en su página web (Holandés). Lo llaman Solar carports.

Garaje Solar por Solar Watt

 

Existen diferentes tipos de conectores y modos de recarga que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar nuestro coche eléctrico para cual nos conviene más.

Vamos a empezar a hablar sobre los 4 modos de carga que hay. Según la normativa  de los coches eléctricos recogida en el ITC BT 52(Instrucción Técnica Reglamento de Baja Tensión)  tenemos:

Modo 1 Corriente alterna: La recarga se lleva a cabo en una toma de corriente monofásica de uso no exclusivo, es decir, por el lado de la pared tenemos un enchufe convencional, el conector tipo Schuko(despúes los veremos). La toma es normalizada pero no exclusiva para vehículos eléctricos. Estos se conectan a la red con una intensidad máxima permitida de hasta 16A y una tensión inferior a 250V, (en España es de 230V). Este tipo de instalación permite una potencia máxima de 3.7 kW. Existe una variante con corriente trifásica de 400V y 11 kW de potencia máxima. En el lado del vehículo nos encontramos con un conector especifico, que dependerá del modelo elegido por el fabricante. Esta considerado como  un modo de recarga ideal para pequeños vehículos eléctricos, como bicicletas, ciclomotores o cuadriciclos, en garajes privados, pero no es aconsejable para coches eléctricos debido al sobrecalentamiento de la instalación en usos tan continuados (hasta 8 horas) y a su falta de protección ( no posee toma de tierra).

Modo 2 Corriente alterna: Recarga con comunicación de parámetros de nivel bajo. Al igual que el modo 1 la toma de corriente es de tipo Schuko. Se conecta un dispositivo intermedio en el cable de carga para tener un control del estado de carga, la velocidad de carga etc… protegiéndose asi ante sobrecargas. La tensión y potencia máxima son similares al Modo 1. Este modo también tiene una variante en trifásica con 400V y alrededor de 22 kW. Y los conectores más usados son el Yakazi( tipo 1) o Mennekes (tipo2).

Modo 3 Corriente alterna: este modo sigue siendo carga en corriente alterna, pero a diferencia de los otros dos la estación de carga dispone de un SAVE o  Sistema de Alimentación del Vehículo Eléctrico que controla la carga y cuando detecta que no hay ningún conector. La toma de corriente es especial de uso exclusivo para la recarga del vehículo eléctrico. El Modo 3 permite intensidades de hasta 63A, aunque lo normal son 32A , y además permite la integración del vehículo en las redes de distribución inteligentes o Smart Grids. La UE busca promocionar este modo como el más “habitual” a partir de 2017. Los conectores usados son del Tipo 1, Tipo 2, Tipo 3 y COMBO.

Modo 4:  El vehículo eléctrico se conecta a la red de Baja Tensión a través de una estación de recarga, también llamada “electrolinera”, que mediante un cargador externo realiza la conversión de corriente alterna a continua, ya que este modo suele encarecerse debido a eso . Al igual que el modo 3, los conectores son específicos para la recarga de coches eléctricos, el más usado es el tipo CHAdeMO, permitiendo recarga muy rápidas.

Interesante no? Ahora continuamo con  los diferentes tipos de conectores que existen(y que ya hemnos emncionado alguno arriba). Esto depende de la marca y el fabricante.

Conector Schuko: Es conector de toda la vida. Sirve para todo tipo de usos eléctricos y está definido por el estándar CEE 7/4. Es tipo de conector se suele usar para vehículos o bicicletas eléctricas que necesiten poca carga, como por ejemplo el vehículo Twizzy de Renault. Solo es compatible con el Modo 1 y 2 de recarga que veremos más abajo.

Tipo schuko

Tipo 1 o SAE J1772 Yazaki (Nombre del fabricante japonés): Es el estándar Norteamericano. Tiene cinco entradas de conexión, dos de corriente, el de tierra y dos de control de parámetros. Y dos niveles de recarga, uno de 16A para recarga lenta y otro de 80ª para recarga rápida.

Permite el modo 3 de recarga. Ejemplos de coches que usan este tipo de conector son por ejemplo el Toyota Prius Plug-in Hybrid, Kia Soul EV o el Nissan Leaf.

Tipo 2 o Mennekes:  Principalmente la vemos en Europa. En España y por la legislación vigente para instalaciones de uso público es conveniente que el tipo de enchufe sea de tipo 2.  Tiene siete entradas de conexión: cuatro para corriente trifásica o monofásica (3 fases y el neutro), el de toma tierra y dos para comunicaciones de control de parámetros de carga. Permite carga monofásica de hasta 16A y trifásica de hasta 63A (48,8 kW). Permite el modo 3 de recarga.

Tipo 3 o Scame: Principalmente lo vemos en el mercado francés. Tiene 5 o 7 entradas de conexión (corriente monofásica o trifásica), la toma tierra y las comunicaciones de red. Admite hasta 32ª (recarga semi-rápida) y permite el modo 3 de recarga.

Después tenemos estos dos tipos de conectores que permiten la carga rápida que solemos son compatible con el modo 4 (el que está en las fotolineras).

Tipo 4 CHAdeMO: para cargas ultra-rápidas en corriente continua (CC). La usan vehículos japoneses como Mitsubishi, Nissan o Toyota. Admite hasta 200 A de intensidad de corriente (para recargas ultra-rápidas). Permite el modo 4 de recarga.

Conector CCS (Combined Charging System) o “COMBO”: Es una variación de los SAE J1772 Tipo 1 y  IEC Tipo 2, permitiendo el modo de carga rápida. Tiene 5 entradas de conexión, para corriente, toma tierra y comunicaciones. Permite el modo 4 de recarga.

 

 

Y otro detalle a tener en cuenta es que dependiendo de la potencia de recarga, tardará más o menos tiempo en recargarse el coche.

  • 3,6 kW / Carga lenta: tiempo de recarga aproximado sobre las 10 horas
  • 7,2 kW / Carga semi-rápida: tiempo de recarga aproximado sobre las 6 horas
  • 22 kW / Carga rápida:  tiempo aproximado de recarga sobre 1h 30 minutos
  • 50 kW o superior / Carga ultra-rápida: tiempo de recarga aproximado sobre los 20 minutos. Normalmente usado en las fotolineras.

Cuanta más potencia, más rápido es el tiempo de carga, pero el coste es más elevado.

¿Y cómo lo instalo?

Según la normativa ITC BT 52, para viviendas unifamiliares, con garaje particular, es sencillo ya que puedes aprovechar el contador de tu casa si la potencia del punto de recarga no supera la ya contratada. También se puede subir el término de potencia en el caso de querer una potencia mayor.

Y en comunidades de vecinos, para la instalación del punto de recarga sólo es necesario comunicar a la comunidad que se pretende realizar una instalación (Ley de Propiedad Horizontal 19/2009) y ausmir el coste de la instalación. También se puede dar de alta un nuevo contador independiente o usar un contador particular en el caso de que la tirada de cable no resulte antieconómica.

¿Necesitaría hacer proyecto?

Cualquier profesional instalador eléctrico puede hacer la instalación. Y se necesita proyecto para las instalaciones mayores de 50 kW de potencia, exteriores superiores a 10 kW de potencia o instalaciones para el modo 4 de recarga.

 También puede ser necesario en el caso de ampliaciones de instalaciones que ya requerían proyecto inicialmente si se amplía en 50% la potencia del proyecto anterior (RDL 647/2011).

La adquisición de este tipo de coche puede ser cara, pero existen también ayudas como el Plan MOVEA o en vuestras Comunidades autonomas que fomentan la compra de estos vehiculos que no contaminan.

Si te ha quedado alguna duda o quieres darnos tu opinión, déjanosla en los comentarios o llámanos a nuestro teléfono 966 377 960.