El patín eléctrico que te interesa es el que más te guste  porque los hay de miles de formas y colores, aunque a algunos de ellos no se les llame técnicamente patines.

Seguro que has visto por tus calles a alguien subido en una rueda, en un patín de los de antes o en algo parecido a un carrito de golf desplazándose rápido y sin ruido y te ha llamado la atención.

Yo opino que es un buen medio de transporte que puedes llevarlo a cualquier parte al ser plegable y manejable, limpio y eficiente, siempre que se utilice con respeto porque el uso de los mismo por las aceras es un peligro para peatones al ser un medio muy silencioso que puede llegar a ir a una velocidad muy alta.

¿Desde cuándo se usa el patinete?

El patín se utiliza a modo de juguete desde principios del siglo XX y sobre todo a partir de la década de los 50.

Este medio de transporte inicialmente para niños ha ido evolucionando hasta nuestros días y haciendo a aparecer deportes y cultura alrededor del mismo como es la cultura del skateboard, donde el patinete prescinde del manillar para hacer con él piruetas más difíciles.

Lo podemos ver en diferentes películas y medios siendo las escenas más famosas las de la saga de Regreso al Futuro que pongo a continuación.

En la primera parte del vídeo se ve el uso del patinete de los años 50 hecho de madera y en la segunda, ambientada en 2015 (entonces el futuro) se ve un patín eléctrico volador que ya hoy se puede llegar a encontrar.

¿Quieres una bicicleta urbana? Pulsa aquí

El patín manual, lo más sencillo que puedes encontrar.

Igual que pasa con las bicicletas, siguen existiendo los patines en el que el único impulso lo da tus propias piernas.

Evidentemente lo lógico es que vaya a menos velocidad que un patinete eléctrico y es utilizado tanto por niños como por adultos para desplazarse de un lado a otro.

Este tipo de patín es el que usan las personas, generalmente jóvenes, que hacen piruetas con ellos, llegando a ser espectaculares.

También son manuales los monopatines o tablas de Skateboard, que, aunque parezca algo muy de los años 80 o 90 del siglo pasado, siguen empleándose y vendiéndose.

Quiero un patinete eléctrico sin asiento.

Lo más cercano al patinete clásico mostrado anteriormente es el patinete eléctrico sin asiento quizá por eso es el que más vemos por nuestras ciudades.

Consiste en lo de siempre, una tabla en la que ir de pie agarrado a un manillar regulable a tu altura. Dispone de un motor y una batería para que tengas una autonomía de alrededor de 30 km y pueda alcanzar velocidades de hasta 45 km/h, aunque suelan limitarse a 25 km/h según ordenanzas municipales.

Puedes encontrar el patín que más se adapte a tus deseos desde 150 a 400 €, tal y como te muestro en la muestra que te presento a continuación.

Ir de pie no es lo tuyo, quieres un patín eléctrico con asiento.

Si piensas que no te gusta estar plantado y quieres apoyar tu culo necesitas un patín eléctrico con asiento.

De éstos verás con rueda fina o con rueda gorda, más grandes o más pequeños, que te harán ir a tus anchas.

La verdad, a mí muchos modelos con asiento me parecen motos en lugar de patinetes, por lo que recomiendo encarecidamente que no los uses por la acera.

Te dejo una muestra de productos para que investigues más sobre ellos.

Hoverboard la opción más simple.

Estos hoverboard consisten en una tabla que pones los pies en paralelo, como estar levantado, sin manillar ni nada más para ir por la ciudad a toda velocidad y llegar a tu destino a tiempo.

Es algo un poco marciano, porque a veces voy por la calle y no me doy cuenta que alguien lleva este patín en los pies y me quedo un poco sorprendido.

Los precios son similares a los patinetes pero ten en cuenta que necesita un proceso de aprendizaje para poder utilizar el hoverboard correctamente y con seguridad.

Tu vida sobre un monociclo.

Eres minimalista y solo quieres tener una rueda en tu vida, por eso te interesan los monociclos.

Este tipo de patinete eléctrico consta de una única rueda de tamaño grande equipado de unas estriberas, sensores y osciloscopios para poder ir sobre él y ser la persona más feliz del mundo en su trayecto diario.

Olvídate de esos monociclos aparatosos del circo tan difíciles de llevar, ahora tienes el medio de transporte a tu medida en poco más de 40 cm de rueda.

El precio de los monociclos está, de media, por encima al del resto de patines, pero tú eres exclusivo y te mereces lo mejor, así que, ¡qué mas da eso!

Ordenanza circulación patines de tu ciudad.

Cuando comiences a circular con tu nuevo patinete eléctrico ten en cuenta la ordenanza de circulación de tu municipio, no siempre está permitido ir por las aceras porque es peligroso para los viandantes ni tampoco por todas las calzadas.

Pregunta en tu ayuntamiento y sigue las normas para el bien de tu bolsillo y de tu seguridad y, si no hay, intenta ir lo más posible por carriles bici para disfrutar de tu medio de transporte.

Elige tu bicicleta eléctrica aquí