La energía solar fotovoltaica es una instalación eléctrica donde quien la monta debe haber recibido algunos cursos de electricidad o tener suficiente experiencia en este tipo de instalaciones eléctricas para no cumplir ninguna irresponsabilidad. La seguridad es fundamental en cualquier montaje que suelte “chispas” y siempre tienes que tener claro lo que estás haciendo, pues de tu trabajo puede depender la vida de otras personas.

Con esto no quiero meter miedo, las instalaciones eléctricas son seguras cuando se hacen bien pero todos conocemos caso de sustos o pequeños incendios debidos a los efectos de algún enchufe en mal estado o vemos instalaciones que saltan porque están mal dimensionadas.

Por eso, además de saber de electricidad tener tu propio carnet electricista te aportará muchos beneficios, ya que serás un instalador cualificado que ha conseguido un certificado que indica firmemente que tienes los conocimientos necesarios para hacer correctamente cualquier instalación eléctrica como son las de energía solar fotovoltaica.

Para dejarte un poco más claro de lo que te estoy hablando te mostraré 5 beneficios de tener el carnet de instalador electricista si te quieres dedicar a montar placas fotovoltaicas, un trabajo que ha llegado para muchos años y cambiará nuestra forma de consumir energía.

Los 5 beneficios más importante de tener el carnet de instalador electricista.

  1. Puedes montar tu propia empresa de electricidad o de energía solar fotovoltaica sin depender de nadie. Un requisito para dar de alta en Industria una empresa cuyo objetivo sea montar placas solares fotovoltaicas debe, por obligación, tener un instalador autorizado para firmar los certificados (boletines). Puede ser un empleado, pero eso para empezar ya es un coste.
  2. Firmas tus propios boletines. Esto es una ventaja doble porque, por un lado, no necesitas que nadie supervise tu instalación para que se responsabilice de ella y, por otro, puedes ayudar a colegas que no tengan carnet de instalador revisando sus montajes y cobrando por ello.
  3. Puedes legalizar instalaciones de menos 10 kW. Sí, en instalaciones pequeñas, por ejemplo en casas, no necesitas a nadie más para dar de alta la instalación, tú tienes la facultad de firmar las memorias técnicas y certificados necesarios y nadie podrá poner impedimentos. Eso sí, cuando pases de 10 kW de paneles o inversor necesitarás contar con la ayuda de algún ingeniero como Quetzal Ingeniería.
  4. Das imagen de seriedad y profesionalidad. Por ahí hay algunos instaladores que montan paneles solares y no están dados de alta como instaladores autorizados. Entonces, cuando tienen que legalizar sus instalaciones deben buscar a otros para que se las firmen y los clientes, al recibir el boletín, lo van a ver, lo que les dará una imagen de piratas o poco serios. Tú al tener tu carnet de instalador serás de los buenos, de los profesionales.
  5. Si quieres trabajar para otros tener el carnet de instalador te abrirá muchas puertas. Y lo hará porque hay muchas empresas donde el gerente no tiene ese carnet y tiene que contratar a alguien cualificado y con la titulación requerida para poder seguir montando instalaciones. También puede darse el caso que pretendas trabajar en alguna empresa grande, ellos te requerirán el carnet par firmar las obras que tú hagas.

Obtén el carnet instalador y aprovecha todas estas ventajas.

Resumiendo, el carnet de instalador electricista te podrá aportar muchos beneficios entre los que destacan una mejora de profesionalidad gracias a los conocimientos obtenidos y tener la capacidad legal para llevarlos a cabo. Siempre será mejor para ti, no tiene inconvenientes si haces las cosas bien y aseguras a tus clientes que sus instalaciones de energía solar fotovoltaica serán seguras y productivas.