Este domingo, en Madrid, los productores fotovoltaicos saldrán a la calle a clamar por sus derechos adquiridos en amparo de una legislación previa.

Estos derechos propició miles de instalaciones fotovoltaicas donde muchos ahorradores, empresas y fondos invirtieron todo su dinero en busca de una rentabilidad garantizada por el gobierno.

Estos derechos ha sufrido varios varapalos, primero con congelación de horas a cambio de más años, después con nuevos impuestos a la generación, que es una manera retroactiva de recortar la tarifa a las instalaciones y definitivamente con un cambio de las normas de juego, entrando la llamada “rentabilidad razonable”, mediante el Real Decreto 413/2014.

Ahora todo lo anterior no vale y la retribución final se verá cuando se publiquen las instalaciones tipo, que aún no lo están, pero por lo que parece producirá un recorte de un 15% aproximadamente la tarifa a recibir sin contar el impuesto.

Estamos en estado de derecho y necesitamos que esto se oiga y se entienda, que no puede quedar así, y que nos costará caro a todos los españoles si se mantiene.