Eres de esos lanzados que se ha decidido en montar tu propia instalación fotovoltaica para autoabastecerse (siempre con la supervisión de un profesional 🧐) pero no te olvides de todo el material eléctrico que necesitas para que la electricidad haga funcionar todo de manera segura y correcta en tu casa.

Sí, porque poner solo unas placas solares no sirve para que puedas enchufar tu televisor o para que cargues el móvil cuando lo necesites, también necesitas tener una instalación eléctrica interior bien hecha con todos los componentes necesarios. Por eso te queremos hablar hoy de esos dispositivos a los que no se les da importancia pero que son vitales para que tu edificio tenga electricidad allí donde quieres.

¿Cuáles son las venas de tu instalación eléctrica?

La respuesta es muy fácil y seguramente ya la tengas en la punta de la lengua. Los cables eléctricos son las venas de la instalación el material que más cantidad vas a necesitar para que en tu casa haya electricidad. Son las venas porque al igual que en nuestro cuerpo éstas transportan la sangre y el oxígeno para que podamos vivir los cables transportan la electricidad para que vaya desde la acometida a cada uno de los enchufes y aparatos a conectar.

Además tanto cables como venas tienen un grosor adecuado a cada uso, son alargados como hilos, tienen un caudal de material que debe pasar ya sean glóbulos rojos o amperios y, si se cortan, todo el sistema se colapsa y deja de funcionar.

Los cables deberán ir canalizados bajo tubo o bandeja para proteger los cables hasta el lugar donde se tenga que usar. Recuerda usar un tubo adecuado a cada emplazamiento, no puedes usar vista la misma canalización que si el cableado va a estar empotrado o por el falso techo.

Cables eléctricos

¿Qué necesitas para accionar los equipos eléctricos?

Bueno, pensarás, pues que esté conectado el equipo a la luz. ¿Y cómo se conecta? Fácil, con un enchufe. ¿Y las luminarias, cómo se encienden sin no tiene enchufes? Aprieta el interrputor y listo.

Todos estos, las tomas de enchufe, los interruptores o las variaciones de éstos se llaman mecanismos eléctricos. Los mecanismos pueden ser de empotrar o de superficie y suele haber de diferentes tipos.

Puedes elegir series baratas y simples de enchufes, enchufes dobles o interruptores. O quizá necesites mecanismos antivandálicos o de seguridad.

También puedes encontrar interruptores cerámicos que simulen ser muy viejos, puede que necesites encender la luz desde dos sitios, para lo que pondrás conmutadores o desde tres, para lo que necesitarás un cruzamiento.

Los mecanismos han evolucionado mucho y ahora son mucho más seguros que antiguamente, cuando se ponían esos de hilito conectados con un cable que parecía un hilo de pescar, pero, aun así, tu instalación eléctrica necesitará algo más para estar bien protegida.

Mecanismos eléctricos

¿Cómo protejo mi instalación eléctrica?

El cuadro eléctrico de distribución, “los plomos”, que tienes junto a la puerta de tu casa sirve para proteger tu instalación eléctrica. En este caso proteger quiere decir que puedas conectar equipos y encender luces en tu edificio con seguridad de que no vas a electrocutarte ni se va a incendiar nada.

Para ello tendrás que instalar una serie de dispositivos de protección que suelen conocerse en los almacenes de material eléctrico como térmicos y diferenciales.

Los interruptores térmicos realmente son magnetotérmicos y son unos dispositivos automáticos que saltan cuando se produzca una sobreintensidad (mucho consumo a la vez) en el circuito para proteger que no se quemen los cables. Seguro que has vivido alguna vez que te salta el automático cuando conectas a la vez dos estufas y la tostadora o algo parecido.

Se llaman los plomos porque antiguamente lo que ahora se protegen con magnetotérmicos se protegían con barritas de cerámica y plomo y cada vez que esa barrita se fundía había que substituirla porque no había luz. Posteriormente se pasó a utilizar fusibles, que cuando se fundían también era necesario cambiarlos. Ahora con estos interruptores térmicos solo hace falta subir la palanca para tener luz.

Los interruptores diferenciales sirven para evitar que haya fugas de corrientes en los enchufes o conexiones para evitar que esta electricidad pase a tu cuerpo y te puedas electrocutar. Se trata de una protección complementaria para la seguridad de las personas y deben ser de menos de 30 mA en los circuitos que pueda manipular cualquier persona.

Cuadro eléctrico

Esta es la parte más importante de la instalación eléctrica de tu edificio o local y debes asegurarte hacerla bien, por eso, contrata siempre a un electricista para que te diseñe y revise, por lo menos, la conexión del cuadro eléctrico.

Por tanto, cuando pongas placas solares en tu casa no te olvides la instalación interior y dejar todo bien hecho para que funcione bien y de manera segura.