Una tendencia actual muy marcada en Europa son las llamadas sabanas verdes, estas consisten en adaptaciones en lugares como, tejados, escaleras, edificios, parques o baldíos, en donde se rescatan los espacios devorados por la urbanización, a través de pequeñas granjas,

Algunas de las ventajas de poner en marcha en tu ciudad o edificio son:

  • Norðragøta,_Faroe_Islands_(2)Cada persona podría tener su propio contacto con la naturaleza.
  • Cosechas tu propia comida, lo que lo hace más barato y saludable.
  • Encontrarías una manera de usar tiempo, despejarte del estrés de la ciudad.
  • Reducirías el impacto de contaminación, más plantas, menos CO2.
  • Tener los techos con tierra y plantas, funcionan como aislante térmico lo que haría a las casas tener temperaturas agradables reduciendo la necesidad de adaptaciones climáticas.

        Además que utilizando estrategias del desarrollo sostenible en el área social, podríamos darles empleo, y reintegrar a los adultos mayores con las sociedades jóvenes a través de este movimiento.

           Un ejemplo de esto es el proyecto de la comunidad de vecinos de Elx, España. En donde utilizan parques y terrenos baldíos, utilizándolo en parcelas en donde podrían cosechar diferentes personas de todas las edades, esto ha resultado ser un éxito, pues los jóvenes y los no tan jóvenes tienen un punto de reunión y de interés, al cosechar  y estar en contacto con otras personas, además cabe mencionar que nunca se han registrado problemas o denuncias en estos lugares.

       Antes de decir hasta pronto les dejo una frase personal, “Es curioso como el hombre se extiende, se expande y se extingue“  menciono ésto ya que en la actualidad las manchas urbanas devoran hectáreas y hectáreas de la naturaleza, año tras año las ciudades crecen, y los entornos naturales se hacen más pequeños, si no hacemos algo llenaremos el planeta de edificios y ellos no son quienes producen oxigeno… Como dice la Ley de Impenetrabilidad “dos cuerpos no pueden estar en el mismo lugar” las ciudades devoran; pero ¿por qué no montarles el terreno verde que devoraron, por encima de ellas?

Les deseo un excelente día y hasta la próxima.

Pedro Hernández G.