Entre otras muchas, puedo mostrar 9 razones por las que el autoconsumo fotovoltaico, con y sin balance neto (mecanismo por el cual se remunera la energía que sobra cuando se vierte a la red pública), debe de estar apoyado por parte del gobierno.      

casa fotovoltaica

  1. Mejora la competitividad de las empresas. El autoconsumo con energía solar fotovoltaica es una medida de ahorro energético que provoca que las empresas sean más competitivas al disminuir sus costes energéticos.
  2. Aumenta la capacidad de gasto de los ciudadanos. Si los ciudadanos tuvieran un sistema de ahorro energético tan eficiente como la solar fotovoltaica con balance neto, dispondría de más recursos económicos para poder gastar y consumir al reducir su factura eléctrica.
  3. Mejora la seguridad de las redes. Habiendo muchas pequeñas instalaciones que consumen donde se genera la electricidad y lo que sobra lo cede a sus vecinos más próximos se asegura una mayor fiabilidad del suministro eléctrico en las horas de más consumo.
  4. Disminuye el coste de mantenimiento del sistema. Por dos razones, primero porque el mantenimiento de las instalaciones de generación corre a cargo del consumidor, y por otro lado porque se disminuye el uso de costosas líneas de transporte en alta tensión.
  5. Avance en el sistema de redes inteligentes. El instalar instalaciones de autoconsumo con balance neto daría un impulso al uso de las redes inteligentes (smart cities). Ello supondría un gran paso en la mejora de la eficiencia eléctrica en nuestras ciudades.
  6. Disminuye el precio de la energía. Al haber más energía producida por los propios consumidores, se deberá comprar en el pool menos electricidad generada por grandes y caras centrales de combustibles fósiles, y, al bajar su demanda, bajara su precio de venta.
  7. Disminuimos la contaminación. La generación de electricidad mediante energía solar es de la menos lesivas para el medio ambiente, incluyendo la contaminación generada desde la fabricación de las placas solares, como indiqué en este post de 2011. Esto ayudará a cumplir con los objetivos internacionales también.
  8. Reducimos el déficit comercial. El autoconsumo fotovoltaico provoca que tengamos que comprar menos gas o petróleo para generar electricidad, lo cual reduce nuestro déficit energético con el exterior.
  9. Genera puestos de trabajo de calidad. Supondría dos tipos de puestos de trabajo, por un lado los derivados de la instalación de los sistemas y por otro lado los que generará la investigación en el desarrollo de nuevos productos cada vez más eficientes.

                                  ​