Desde hace tiempo tenías un objetivo, tener una casa muy agradable y cómoda, con su suelo de madera, su chimenea… Lo que pasa es que te has dado cuenta que calentar tu casa con la chimenea de leña gasta más energía de la que pensabas. Quizá haya llegado el momento de ponerte una puerta en tu chimenea para ahorrar energía y gastar menos en leña.

La puerta en tu chimenea

Ventajas de tener una puerta en tu chimenea

En lugar de empezar por las ventajas voy a empezar contándote a lo que te arriesgas si gastas habitualmente una chimenea sin puerta.

Si no tienes puerta en tu chimenea y por los azares del tiempo, porque un pájaro ha puesto un nido o por cualquier otra circunstancia es posible que el humo se remueva y no tire bien hacia arriba. En ese caso el humo y los residuos de la combustión pueden ir hacia dentro de tu casa y contaminar el ambiente.

Otro aspecto importante es que sin puerta le está entrando oxígeno a la chimenea constantemente y a grandes cantidades lo que hace que haya una combustión intensa y se queme rápidamente la leña.

Otro apunte de seguridad, no se te ocurra irte de casa sin apagar del todo la chimenea abierta. Imagina que se vuelve aire y una pequeña astilla en combustión se vuele hacia dentro de la casa y toque algo combustible. Las desgracias mejor evitarlas.

Por todo esto conviene instalar una puerta en tu chimenea, para:

  • Ahorrar energía regulando el aire que necesita la combustión.
  • Para evitar la contaminación producida por el humo en el interior de tu vivienda.
  • Estar seguro de que no llegará nada ardiendo a las partes combustibles de tu casa.
  • Seguridad también de que los más pequeños de la casa no tocarán directamente el fuego evitando quemaduras indeseables.

Tipos de puertas para tu chimenea

Ya estás pensando que quieres instalar una puerta en tu chimenea pero no sabes si son todas iguales o cómo la tienes que elegir. Tranquilo, ahora mismo te lo aclaramos.

Hay varias clasificaciones que puedes elegir, por ejemplo, puedes instalar una puerta con cristal para chimenea o una puerta todo metálica, aunque estas últimas no son muy habituales.

Pûerta en tu chimenea

Tipos de puertas para chimeneas según el tipo de marco

Los marcos siempre serán de un material metálico que aguante el calor. Cuanto mejor aguante el calor mejor será para nosotros. En general los marcos serán de los siguientes materiales:

  • Marcos de aluminio anodizados. Son los marcos más baratos que existen, pero también el menos duradero. Tienes que verificar que vale para tu chimenea, porque depende de lo que quemes puede no ser adecuado.
  • Marcos de acero. Son los más caros y los que mejor admiten los cambios de calor. Ojo con esto que pueden llegar a deformar el marco y provocar que no te cierre la puerta.
  • Marcos de hierro forjado. El marco con el precio intermedio entre el acero y el aluminio. Es muy duradero y resistente aunque también muy pesado. Está siempre recubierto de una pintura anticalórica que le confiere una mayor durabilidad.

Clases de vidrios para la puerta de tu chimenea

No todos los vidrios son iguales. Seguro que te has fijado que no se rompe igual el vidrio de un coche que el de una ventana. En las puerta de las chimeneas para lo mismo. Podrás elegir entre dos opciones:

  • Cristal vitrocerámico para chimeneas. Este tipo de vidrio es la opción más común para colocar la puerta en tu chimenea porque es el más resistente a la temperatura y, sobre todo, a las dilataciones provocadas por el calor.
  • Vidrio templado. Aguanta la mitad de la temperatura que el cristal vitrocerámico pero tiene una mayor resistencia al choque térmico para evitar quemaduras en el exterior.

Clase de puertas de chimenea según el tipo de instalación

Según el tipo de instalación necesitarás más trabajos que realizar para poner la puerta en tu chimenea que deseas. En resumen puedes poner solo la puerta o elegir la opción de chimeneas casette para poder tener una puerta en tu chimenea.

  • Puertas a medida de tu chimenea. Este tipo de puertas son las más recomendables. Se adaptan al hueco que tenga la chimenea de tu casa y se colocan con una o dos hojas para poder abrirlas. No tienes que hacer ninguna obra y podrás regular fácilmente la entrada del aire.
  • Puertas insert o casette. Como bien dice el nombre estas puertas para chimeneas incorporan un elemento ya fabricado, es decir, no depende de tu chimenea, lo que reducirá su capacidad. Es decir, que adaptarás tu chimenea al casette que compres para lo cual necesitarás realizar obras.

¿Puedo instalar una puerta en cualquier chimenea?

Por supuesto que puedes instalar una puerta en tu chimenea sea cual sea su forma. Sobre todo utilizando la opción de marcos a medida. Es una opción rápida para ganar en seguridad y en eficiencia energética al calentar tu casa.

Así que, si tienes todavía la chimenea abierta y la utilizas durante todo el invierno llama ya a un profesional para que te pinga la puerta en tu chimenea.