La eficiencia energética se consigue consumiendo menos energía. Es así de sencillo para tener una vivienda eficiente tendrás que ahorrar energía en tu casa. No serás más eficiente si tienes muchos electrodomésticos de bajo consumo. Si decides cambiar tu caldera de gas por otra más moderna y eficiente también ayudará pero seguirá sin ser la solución. Tampoco lo serás por el hecho de ponerte una instalación de energía solar para producir tu propia electricidad. Ambas elecciones ayudan a la eficiencia energética si lo haces con cabeza reduciendo tu consumo global porque, recuerda, la energía más barata es la que no se consume.

Por eso, desde aquí, de vez en cuando te damos consejos fáciles para que apliques inmediatamente en tu casa sin gastas apenas dinero.

Ajusta la temperatura de tu climatización

En primer lugar, para que estés a gusto y cómodo tu casa no debe ser ni el Polo en verano ni la Sabana en invierno. Estar a una temperatura confortable con ropa es lo que necesitas.

Ajusta las temperatura temperatura de tu termostato a 25 o 26 ºC en verano y a 19 o 20 ºC en invierno y estarás cómodo en casa y gastando la energía justa en tu casa.

Ten en cuenta que dentro de tu vivienda no pega el sol directamente, no sopla el viento ni hay tanta humedad como en la calle lo que hace que la sensación térmica sea diferente a la de tener la misma temperatura al aire libre.

Ahorrar energía en tu casa

Concentra el consumo de tu casa donde lo utilices

Lo confieso, tú lo sabes, yo no conozco cómo es tu casa. Puede ser pequeña, de un solo dormitorio y salón. Puede ser grande, con varias estancias que no estés utilizando. Quiero centrarme en este último caso.

Como quieres ahorrar energía en tu casa no gastes energía en los espacios que no usas. Es decir, no climatices ni uses la calefacción allí donde no estés habitualmente o no vayas a usar. Los muebles o las paredes no te agradecerán estar calentitos en invierno o refrigerados en verano.

Debes zonificar tu climatización. Si lo haces de manera automática mediante termostatos programables y sensores de maravilla pero también puedes hacerlo manualmente apagando los radiadores y evitando así consumo de gas de tu caldera o cerrando rejillas de impulsión de aire para ahorrar electricidad.

Contacta AQUÍ para producir tu propia energía

Puedes ahorrar energía en tu casa consumiendo menos agua

¿Puedes ahorrar energía en tu casa reduciendo el consumo de agua? Por supuesto.

Esto es así por dos motivos, por un lado evitas poner en marcha los equipos de bombeos necesarios para que llegue el agua a tu vivienda. Estas bombas pueden estar dentro de tu vivienda o en tu finca o en tu ciudad pero siempre habrá que bombear para que llegue el agua a tus grifos.

Por otro lado si reduces el consumo de agua también gastarás menos agua caliente y, por tanto, gastarás menos energía en calentarla, ya sea gas o electricidad.

Además de tener cuidado y seguir todos los consejos habituales para ahorrar agua, es conveniente usar perlizadores en los grifos que mezclan el aire con el agua y simulan tener más presión.

Calienta en agua solo mientras lo necesites

¿Tienes un termo eléctrico? Pues debes saber si quieres ahorrar energía en tu casa que no es necesario que lo tengas encendido durante todo el día. El agua dentro del depósito no se enfría inmediatamente por lo que una vez calentada la misma puedes, sin riesgo a que salga el agua caliente, dejar de alimentar de corriente la resistencia.

Te resumo por si no te ha quedado claro los pasos:

  1. Consumes tu agua caliente.
  2. Calientas el agua de tu depósito hasta que se alcance la temperatura de consigna, normalmente 50 o 55 ºC, aunque con 45ºC podría ser suficiente y por temas de legionela convendría subirla a 60ºC.
  3. Una vez calentada el agua del acumulador, en una hora o dos, le dejas sin suministro eléctrico al termo hasta que vuelvas a usar el agua.

Para desconectar el termo de la electricidad puedes hacerlo manualmente o mediante un reloj programador, que son muy baratitos y funcionan bien. Estos relojes los puedes programar para que solo dejen pasar electricidad a tu consumo el tiempo que tu quieras.

Por cierto si tienes aerotermia u otros equipos que calienten el agua en un depósito también deberías utilizar este método.

Utiliza la sabiduría de tus abuelas en los espacios de la vivienda

Las abuelas ponían las tapas en las sartenes para gastar menos lumbre, apagaban el horno antes de que se acabara la comida y aprovechaban el calor residual o cocinaban varias cosas a la vez para no gastar fuego de más.

Las abuelas abrían a buena mañana las ventanas para que entrara el aire y cuando subía el sol las cerraban y corrían las cortinas y persianas para que no entrará el calor.

Las abuelas apagaban todos los interruptores de la luz de los cuartos que no usaban y desenchufaban los aparatos eléctricos.

Las abuelas cerraban las puertas de las habitaciones y los pasillos así creaban cámaras de aire que evitaban que se perdiera el frío o el calor de las estancias.

Las abuelas saben como ahorrar energía en tu casa de manera tradicional e intuitiva. Pregúntales sus viejas costumbres y ponlas en práctica. Ten en cuenta que hace 60 años no era tan sencillo el acceso a la energía y había que administrar bien este preciado regalo.

Cómo ahorrar energía en tu casa

Última actualización el 2020-11-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Está presentación de producto se ha realizado con AAWP plugin.