En Quetzal te hemos hablado de las novedades que están surgiendo alrededor de la energía fotovoltaica en España, o de la rentabilidad de invertir en una instalación de energía solar. Así que, probablemente, estés pensando en dar el paso, pero aún hay algunas dudas que planean sobre tu cabeza… dudas como “¿En qué va a consistir el mantenimiento de mi instalación?”

Lo que has de hacer para mantener tu instalación fotovoltaica.

Limpieza paneles fotovoltaicos

Es obvio que una instalación solar fotovoltaica no es una central nuclear, y que no necesitas a varios operarios velando por su correcto funcionamiento. De lo contrario difícilmente podría penetrar el mercado doméstico. Pero también es evidente que hay elementos electrónicos que requieren un mantenimiento.

Comencemos por los paneles, el componente básico y fundamental de la instalación. Su mantenimiento es bastante sencillo y por lo general no hay partes móviles (aunque sí existen estructuras de seguimiento solar, no se utilizan en el ámbito doméstico).

Básicamente los paneles fotovoltaicos han de mantenerse limpios. La polución, los excrementos de las aves, etc., pueden bloquear parcialmente la incidencia del sol sobre ellos. Para limpiarlos puedes seguir las siguientes indicaciones:

  • Adquirir un kit para limpiarlos o bien hacer uso de detergentes que sean suaves y no contengan agentes corrosivos.
  • Lavar con una esponja suave su superficie.
  • Enjuagar con agua y una manguera (por ejemplo, la del jardín).

Si los paneles son elevados, o encaramarte a tu techo conlleva ciertos riesgos, es mejor que contrates a un profesional. La periodicidad de este mantenimiento depende mucho de la región en la que se ubique tu instalación, lo mejor es que realices una comprobación visual para percatarte de si tus paneles necesitan una limpieza.

Si habitas en zonas de alta montaña, debes quitar periódicamente la nieve que cubre los paneles… ¡no pretenderás alimentar tus consumos con un palmo de nieve sobre los paneles!

Otro aspecto a tener en cuenta es el de los árboles aledaños. En los últimos años… ¿han crecido ramas cuyo follaje pueda arrojar sombras a tu instalación? En caso afirmativo, podrías plantearte una poda para no comprometer su rendimiento.

Las baterías pueden darte algunos quebraderos de cabeza… si no cuentas con la información adecuada.

Mantenimiento baterías fotovoltaica

En caso de disponer de baterías para acumular los excedentes de producción, tendrás que dedicar algo de tiempo también a su mantenimiento. Es aconsejable limpiar los bornes con una mezcla de bicarbonato y agua (evitando que esa mezcla penetre en el electrolito) y también vigilar el nivel de las mismas. Si fuera necesario, puedes rellenar el electrolito con agua destilada.

A diferencia de los paneles, el mantenimiento de las baterías sí puede requerir de operaciones que no todos los usuarios saben o están dispuestos a hacer, como la ecualización para “limpiar” la solución interna y recuperar capacidad. Ante esta tesitura tienes varias opciones:

  • Si eres “manitas” y estás interesado en involucrarte en su mantenimiento, puedes invertir por ejemplo en baterías de plomo, que son más asequibles.
  • Si no quieres pasar por este proceso… es recomendable contar con un profesional que las revise con mayor profundidad, o invertir más en baterías que requieran menos funcionamiento, como las de litio.
  • No disponer de baterías. A fin de cuentas no es ni mucho menos necesario para todas las instalaciones.

Inversores, cableado y resto de elementos

Mantenimeinto de inversor fotovoltaica

El inversor es el corazón de tu instalación. Es recomendable que hagas una lectura de datos al menos una vez al mes y consultes la memoria de fallos de inversor, esto te ayudará a detectar cualquier funcionamiento anómalo para contactar con un profesional si fuera necesario.

El cableado y a otros elementos, una inspección visual puede ayudarte a detectar averías, una conexión débil, etc.

Del mismo modo que en el caso de las baterías, es buena idea contar con una inspección profesional y más exhaustiva, por ejemplo anualmente.

 

¿Tienes más dudas acerca del mantenimiento de una instalación solar fotovoltaica? Ponte en contacto con nosotros.