A veces, cuando trato de explicar a que nos dedicamos en la parte de ingeniería de Quetzal Ingeniería, la gente se queda con la boca abierta asintiendo sin saber muy bien a lo que me estoy refiriendo.

Les digo las palabras, “proyectos técnicos” o “proyectos de legalización” y esto les suena a chino.

Para explicarlo bien primero hay que hacer entender para qué se realizan estos proyectos.

https://www.quetzalingenieria.es/wp-content/uploads/2018/12/UploadsImagenes_TiposColegios3_2013_4_4_9_26.jpg

Cuando la mayoría de las personas piensan en un edificio lo hacen, principalmente, en su concepción arquitectónica, fachadas, materiales, distribución. Pero para que un edificio sea útil tiene que tener su parte de instalaciones, por lo que el proyecto de construcción debe de tener la parte principal del proyecto arquitectónico, y otras no menos importantes de proyectos de instalaciones y cálculos de estructuras.

Estas instalaciones son como las raspas del pescado o los botones de la camisa, sin ellos el edificio no sería funcional.

Por tanto, si un edificio se quiere usar por personas, no como una escultura, tiene que tener diferentes proyectos de ingeniería como:

  • Proyecto de instalación eléctrica, donde se defina el tipo de instalación a realizar, la protecciones necesarias y el recorrido de los cables para que el instalador lo ejecute.
  • Proyecto de fontanería y saneamiento, para definir como debe entrar y salir el agua en el edificio.
  • Proyecto de agua caliente sanitaria, y así poder elegir la instalación solar térmica o la alternativa mejor para el edificio.
  • Proyecto de climatización, con el diseño de cómo se calentará y se refrigerará las salas habitables.

Y a veces también:

  • Proyecto de gas, si se tienen equipos de gas dentro del edificio.
  • Proyecto de almacenamiento de combustible, cuando hay que instalar gasoil o propano como fuente de calor.
  • Proyectos de líneas eléctricas y/o centros de transformación, porque es necesario alimentar de electricidad el edificio desde la red pública.

Estos proyectos se deberhttps://www.quetzalingenieria.es/wp-content/uploads/2018/12/ingeniero-industrial.pngán de legalizar en la dirección de Industria de cada Comunidad Autónoma o el ayuntamiento, y, cuando se traten de edificios de uso terciario o industrial también necesitarán un proyecto de apertura donde se especifique, entre otras cosas, la instalación de protección contra incendios.

Estoy hablando solo de instalaciones para definir el trabajo que realizamos nosotros, pero hacen falta también otros cálculos como el de estructura o los estudios topográficos y geotécnicos del terreno para hacer el proyecto completo.

Espero que se haya podido entender un poco mejor que es lo que hacemos las empresas de ingeniería industrial.