VENTAJAS DE TENER PLACAS SOLARES EN TU VIVIENDA

España es, mundialmente conocida, por ser una de las regiones del planeta tierra que más sol y buen clima tiene. Un ambiente más que propicio para que podamos hacer un uso provechoso del mismo.

Unas de las prácticas más recomendadas para aprovechar la energía del Sol es la instalación de métodos alternativos naturales y respetuosos con el Medio Ambiente. Hablamos de los paneles solares, un sistema que cada vez es más habitual en los hogares como medio para ahorrar dinero.

¿Por qué elegir placas solares para el hogar?

Aunque, a priori, la instalación de un sistema de energía solar en casa puede resultar algo complicado y costoso, lo cierto es que, debido a toda la cantidad de energía que recibimos del Sol en España, aprovecharlo mediante paneles solares, a largo plazo, no puede suponer grandes beneficios.

El aprovechamiento del Sol, además puede ser de dos tipos, con placas fotovoltaicas, que aprovechan la radiación del sol para generar electricidad y las termosolares, para la obtención de calor.

Dependiendo del fin que queramos conseguir, podremos optar por tener uno u otro tipo en casa.

Beneficios de los paneles solares en viviendas

Si bien es cierto que es un trámite algo más complejo que acogernos a la electricidad general, a la larga las ventajas de colocar placas solares salen a la luz de forma incipiente.

Tener este tipo de instalación en casa se traduce en una reducción en la energía que consumimos, además de pagar menos en la factura mensual de luz o gas, tema muy comentado por la subida de precios que suele aparecer cada cierto tiempo.

Por otro lado, el uso de paneles termosolares también nos ayudará a producir agua caliente sin necesidad de contratar el gas a una compañía externa y poder llevar nuestro propio ritmo de gasto y consumo general.

La gran ventaja que vemos en los paneles fotovoltaicos, por otro lado, es que, para hacer funcionar todos los electrodomésticos del hogar, por ejemplo, necesitaremos menos energía de la red y, con ello, menor será la factura a pagar a final de cada periodo.

O si no llega nigún poste eléctrico a tu vivienda de campo, la energía solar fotovoltaica con baterías es un muy buena opción.

Y, si nos lanzamos a la vanguardia total de la consciencia sostenible, si tenemos un coche eléctrico, podremos cargar la batería y ahorrar en combustible también.

Además, también podemos estar atentos a las ayudas que, cada vez más, salen en cada gobierno regional para incentivar la instalación y uso de paneles solares para reducir el consumo de energías no amigables con el medio ambiente.

 

Consideraciones antes de instalar un panel solar en casa

Esto dependerá, tras un estudio que podemos pedir, de nuestra ubicación en función de la radiación solar y horas de sol que haya en la zona donde habitamos. Si vivimos en una zona óptima, no tendremos problemas para hacernos con un sistema de energía solar.

 

Además, en su instalación, debemos orientar los paneles al sur para captar el máximo de radiación solar posible y tener en cuenta la inclinación del mismo, alrededor de 18º sobre la latitud geográfica.

Estos sistemas tienen una vida útil de, alrededor de 25 años, con lo que, aunque pensemos que tiene un elevado coste, estaremos amortizando su valor a partir del séptimo año de instalación.

Fuente: habitissimo