Primavera. Estás trabajando en tu jardín, te has manchado de tierra y te gustaría ducharte antes de entra en casa. Pon una ducha solar y consigue agua caliente gratis para ducharte a gusto.

Vienes de correr sudado y te quieres bañar en la piscina pero no quieres llenarla de sudor. El agua de tus tuberías está muy frío y no te apetece. Vence tu pereza con la ducha solar que te puedes instalar.

Hay muchos motivos para tener agua caliente en tu piscina o jardín pero realizar la instalación de agua caliente hasta allí puede no ser rentable por eso te quiero presentar las duchas solares.

¿Por qué tener agua caliente en la ducha de la piscina o jardín?

El agua caliente es una comodidad irrenunciable en tu casa. ¿no te da mucho placer ducharte con agua tibia o caliente? El asunto es que seguramente te hayas encontrado en las duchas de los jardines o piscinas que solo sale agua fría y da mucha impresión meterse allí.

En las piscinas comunitarias siempre es obligatorio ducharse antes de entrar para quitarse restos de suciedad y sudor y así mantener la piscina en buen estado.

En las duchas de jardines y piscinas privadas no es obligatorio pero sí que es recomendable el uso de la ducha. Por eso y por los motivos de la introducción es recomendable la instalación de una ducha solar que podrás usar durante todo el año.

 

Ducha solar para piscina o jardín

Ventajas de una ducha solar respecto a una ducha tradicional con agua caliente

Instalar duchas solares respecto a duchas tradicionales tiene dos ventajas fundamentales:

  1. Instalación. Es mucho más sencilla la instalación de una ducha solar porque solo tienes que conectarle el tubo de agua fría.
  2. Coste energético. Ahorras dinero porque calentar el agua de la ducha te saldrá gratis y no necesitas ningún termo o calentador adicional.

Es decir que es más fácil montar una instalación de una ducha solar y te resultará más barato su posterior uso, sobre todo cuanto más la uses.

El uso de una ducha de agua caliente exterior no se limita al verano, puedes usarlo en cualquier época del año porque el captador solar capta la luz para calentar el agua.

Cómo funciona la ducha solar

La ducha solar dispone de un colector solar donde almacena una pequeña cantidad de agua, justo para uno o dos usos rápidos de jardín. Esta captador solar capta los rayos del sol y por efecto invernadero va calentado el agua.

El captador solar puede estar en la base, en la parte superior o en la columna de la ducha. Para que funcione correctamente debes instalarla en un lugar muy soleado y despejado para que capte la mayor cantidad de sol posible.

Algunas duchas además de la radiación también captan el calor del ambiente, lo cual es muy beneficioso los bochornosos días nublados de verano.

Le debes conectar el agua fría a la ducha solar. Para hacerlo puede llevarle una tubería desde tu casa o usar una manguera que puedas quitar si no la usas habitualmente durante todo el año.

Te dejo un vídeo de una ducha solar casera para que te queda más claro.

https://youtu.be/x6EIAuKLfZg

¿Cuánto cuestan las duchas solares?

Las duchas solares cuestan mucho menos de lo que puedes pensar.

Puedes encontrar duchas baratas por menos de 150 € y duchas de calidad buena y un diseño sofisticado y bonito por 250 o 350 €. Ojo, también puedes encontrar piscinas mucho más caras, pero su funcionamiento no diferirá demasiado.

Es decir, con lo que cuesta un billete de tren de ida y vuelta de Alicante a Madrid puedes tener una ducha solar en tu jardín que te aporte agua caliente gratis durante muchos años.

 

Última actualización el 2020-04-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Está presentación de producto se ha realizado con AAWP plugin.