El lunes entró en vigor los nuevos plazos para el PREFO de las instalaciones fotovoltaicas, tal y como se puede descargar pulsando aquí.
Para los que no sepáis que es el PREFO, os lo explicaré brevemente.
Desde octubre de 2008, tras el famoso boom de la fotovoltaica en España, todas las instalaciones tienen que preinscibirse en un registro del Ministerio de Industria para conseguir una tarifa de venta a red de la energía que van a producir.
Para inscribirse hay que presentar vía telemática una serie de documentación (licencia de obras, inscripción en el servicio de la consejería de industria, aval, documentación catastral) y hasta ahora había cuatro plazos a lo largo del año, uno por cada trimestre del año.
Existen tres tipos de instalaciones:
    • Subtipo I.1: Instalaciones sobre cubierta de menos de 20 kW
    • Subtipo I.2: Instalaciones sobre cubierta de más de 20 kW y hasta 2 MW
    • Tipo II: Instalaciones en suelo de hasta 10 MW
Cada uno de estos tipos de instalaciones tiene un cupo máximo de potencia a cubrir cada convocatoria, ordenándose por la fecha de la documentación presentada, quedándose a la espera de tarifa en el caso de quedar fuera del cupo, teniendo que esperar hasta la siguiente convocatoria para saber a que tarifa venderá la energía.
La potencia en cada cupo, para cada tipo de instalación es (para 3ª Conv. 2011):
    • Subtipo I.1: 7,168 MW
    • Subtipo I.2: 67,892 MW
    • Tipo II: 38,947 MW
Y las tarifas de venta de energía:
    • Subtipo I.1: 28,1271 c€/kWh
    • Subtipo I.2: 19,8353 c€/kWh
    • Tipo II: 13,0324 c€/kWh
Por tanto se puede ver que se potencia la instalación en cubierta, sobre todo en instalaciones pequeñas en cuanto a tarifa.
La modificación actual consiste en hacer las convocatorias bi-trimestrales, es decir, que dos veces al año saldrá el listado de instalaciones que se acogen a los diferentes cupos, y se notificarán dos listados a la vez.
Es decir, si una instalación con todos los papeles en regla se queda fuera de la tarifa, tiene que esperar 6 meses para poder volver a optar a tarifa, retrasando la instalación y la actividad económica del sector.
En mi opinión se debería hacer tres cosas:
  1. Anular las primas en régimen especial en suelo y que se vendan, las instalaciones nuevas que se pretendan hacer, a precio de pool, habiendo otro registro independiente.
  2. Utilizar el cupo de potencia prevista para instalaciones de suelo para instalaciones de menos de 20 kW, permitiendo así una mayor actividad en el sector de las inversiones particulares y de trabajo de pequeñas empresas y se conseguiría una mejor distribución de la generación de electricidad.
  3. Hacer convocatorias mensuales, o como máximo bimensuales, donde se agilice la asignación de tarifas a instalaciones, lo cual propiciaría un mayor dinamismo de la actividad económica en el sector.

2018-12-24T20:37:32+01:00

Deja un Comentario