Tú eres una de esas personas que les gusta la libertad, el ir a tu aire, romper cadenas.

Por eso te compraste tu autocaravana y cada poco tiempo te vas por ahí a descubrir este hermoso mundo donde vivimos y a vivir aventuras que de otra manera no podrías.

Aparcas cerca del mar a veces, otras en la ladera de una montaña, en ocasiones en campings con mucha gente interesante a la que conocer y no tienes límites.

Tu caravana es tu vida y para vivirla bien te hace falta electricidad. ¿Cómo la consigues? Yo te voy a hacer una propuesta, las placas solares para caravanas.

Autocaravana con placas solares

Funciona la luz por la noche gracias a la placa solar

Ventajas de la energía solar fotovoltaica en caravanas

Que te recomiendo ponerte paneles solares en tu furgoneta o caravana no es algo fortuito ni forzado porque la actividad de Quetzal Ingeniería sea el autoconsumo con energías renovables, es porque realmente te conviene.

Porque si te vas de viaje como un caracol y tu casa está dentro de tu vehículo necesitarás tener energía disponible dentro. Será necesario que tengas un frigorífico donde meter tus alimentos, luces, enchufes, aparatos electrónicos o, incluso una pequeña bomba de agua.

Si llegas a campings podrás conectarte a la red del mismo, pero si no es así, si eres aún más libre, precisarás de un equipo que genere la energía en tu caravana y para eso hay, básicamente, dos opciones, un generador y placas solares.

Llevar un generador es aparatoso, ruidoso y dependiente de ir cargando de combustible por lo que es un engorro. Lo podrás enchufar a cargar las baterías solo cuando estés parado, lo que te limita.

Las placas solares se dejan en el techo del vehículo siempre, no notas que están produciendo electricidad y siempre que haya sol, estés en marcha o parado, estarán generando la energía que necesitas para que la consumas instantáneamente o la guardes en la batería.

Además, las placas solares son más baratas de comprar y no necesitarás combustible nunca más.

¿Y si cambias la furgoneta por este coche?

¿Qué lleva un kit fotovoltaico para autocaravanas?

Para producir electricidad con energía solar seguro que estás pensando que necesitas paneles solares y estás en lo correcto, pero, ¿hace falta algo más para aprovechar esa luz?

Come te puedes figurar la respuesta a la pregunta anterior es afirmativa y no solo de placas vive la energía solar. Para poder consumirla en nuestros equipos hace falta algo más.

Las instalaciones eléctricas en autocaravanas, caravanas o furgonetas preparadas se diseñan de la forma más simple posible, para que puedan llegar a funcionar incluso con la batería del propio vehículo, por eso es importante resaltar que son instalaciones que funcionan en corriente continua a 12 V. Nuestras casas funcionan a 230 V en corriente alterna y las placas producen energía en corriente continua, por lo que, de primeras, nos libramos de un dispositivo y un coste, el inversor.

Ahora, ¿podemos conectar directamente las placas solares al consumo? Desgraciadamente no podemos y debemos incorporar a nuestra instalación un regulador de carga.

Este equipo acondiciona la electricidad de las placas, que nunca sale exactamente a 12 V, para que pueda ser usada por los consumos o meterla en una batería.

Si quisieras consumir solo de día con este equipo tendríamos suficiente, pero por la noche la nevera debe funcionar y quieres tener luz para leer un rato, por ello, algo más que deberá tener tu energía solar es una batería.

Para poder conectarlo todo tendrás que utilizar cables eléctricos y para sujetar las placas al techo algún elemento de soporte o estructura. Este puede ser fijo o inclinable, es decir, que se mantenga siempre a la misma inclinación o se puede levantar y bajar cuando convenga.

¿Qué tipo de placas solares utilizo?

A tu caravana se pueden adaptar diferentes tipos de placas solares. Aquí vamos a hablar solo de las de silicio cristalino, lo mismo da que sean monocristalino o policristalino, lo importante es que generen la electricidad que necesitas.

Un aspecto importante es la adaptabilidad de los paneles a tu vehículo, por eso tendrás que elegir entre paneles solares flexibles o rígidos.

Los paneles flexibles se podrán adaptar más a tu techo y montar y desmontar más fácilmente, por contra son más caros y necesitan más superficie para producir la electricidad.

Los paneles rígidos, es decir las placas solares normales de toda la vida, son más baratos pero más complicado de mover y pueden generar problemas de ruidos y aerodinámica en los trayectos.

Placa solar plegable

¿Llevas una placa solar en la mochila?

¿Cuántas placas solares necesito en mi caravana?

Deberás saber que equipos tienes, por ejemplo una nevera, un televisor, 3 luces de led de 5 W, etc.

Deberás tener una medida del tiempo que usas cada cosa al día para sacar los Wh o kWh de consumo diario.

Deberás tener en cuenta por donde te moverás, por donde vas a ir con tu autocaravana y la época del año en la que viajarás, porque no hay la misma radiación en Alicante que en Oviedo o en Berlín ni en verano que en invierno.

Por ejemplo, si viajas por España en verano no es de esperar menos de 4 horas de sol si los paneles van horizontales en el techo de la caravana, pasando de 4 a 6 si vamos para el sur de la península.

Si fuera en abril los valores cambian entre 3,3 a 4,5 y si fuera en diciembre podemos hablar entre 1 y 2 horas de sol. Puedes estudiar las radiaciones y producción en PVGIS.

Si el consumo que tienes al día es de 650 Wh necesitarás, por lo menos, 160 Wp de paneles si viajas en verano por la península ibérica, unos 195 Wp si vas a la carretera en primavera o  650 Wp si lo haces en invierno.

Te dejamos un vídeo para que aprendas a dimensionar tu sistema y disfrutes de la autonomía que te aporta tu autocaravana y tus placas solares.