Pasa el tiempo y frecuentemente me realizan preguntas sobre energía solar fotovoltaica y sobre autoconsumo que se repiten. Pese a que puedes encontrar mucha y buena información sobre autoconsumo en artículos como éste preguntar directamente a un profesional suele ser más rápido y aclaratorio.

Por eso me he decidido a hacer este post y conseguir aclararte tus dudas y responder a todas esas cuestiones que rondan tu cabeza porque quieres instalar una planta de energía solar para autoconsumo en tu casa o empresa.

¿Puedo tener una instalación de autoconsumo para ser autosuficiente?

La respuesta es sí y no. Me explico. Los profesionales del sector llamamos instalaciones de autoconsumo a aquellas que producen electricidad para uso propio pero no se desconecta de la red pudiendo consumir a la vez de las placas solares y de la red pública.

Estas instalaciones pueden tener o no tener baterías de apoyo que almacenarán la energía que no se consuma para poder usarla por las noches. Habitualmente se dimensionan para que se consuma instantáneamente todo lo que se produzca con la energía solar o, si acaso, verter el excedente a la red para que te lo compren o compensen.

Sin embargo sí que puedes ser autosuficiente con una instalación fotovoltaica de autoconsumo. A estas instalaciones las llamamos instalaciones aisladas o desconectadas de la red y deben tener la batería suficiente capacidad para que pueda alimentar tu edificio algún día que no salga el sol.

Eso sí, una instalación de autoconsumo instantáneo es más barato que una instalación de autoconsumo autosuficiente por lo que tardarás más tiempo en rentabilizar económicamente tu instalación aislada. Pero, ¿y lo gusto que da no tener que pagar más por la luz?

Compra tu kit solar aislado

¿Qué pasa si mis placas solares producen más energía de la que necesito?

Pasando al siguiente punto, ya tienes claro que quieres tu instalación fotovoltaica para autoconsumo instantáneo, quieres que toda la energía que produzcas lo consumas en el mismo momento en que se genera.

Entonces me llamas y yo te recomiendo el tamaño que tiene que tener tu instalación de energía solar para que tenga la rentabilidad óptima según tu consumo. Entonces te surge la pregunta ¿Y qué pasa cuando los fines de semana cierro la empresa? ¿A dónde va la electricidad que produzco y no consumo?

Bueno, con la normativa actual de sobre autoconsumo tienes dos opciones para que no pierdas los excedentes de tu instalación de autoconsumo.

    1. Compensación simplificada.
      Este método consiste en que te abonarán en la factura mensual de la luz lo que hayas vertido a la red a un precio estipulado con tu comercializadora eléctrica. Está limitado a instalaciones de menos de 100 kW de potencia del inversor y si la cantidad que te tienen que compensar en la factura a final de mes es mayor de lo que vas a pagar por el término de energía, este concepto se quedará en cero. Por ejemplo, tienes una instalación en tu casa en la que pagas la electricidad a la comercialzadora 0,14 €/kWh y te pagan el excedente del autoconsumo producido por tus placas solares a, por ejemplo, a 0,05 €/kWh. Durante un mes produces 100 kWh y resulta que has estado de vacaciones y has consumido solo 10 kWh, en teoría tendrías que pagar 10 x 0,14 = 1,4 € por la energía y te tendrían que pagar 90 x 0,05 = 4,5 €. Pero como no pueden pagarte ellos a ti según la ley con el mecanismo simplificado tu término de energía será de 0 €, teniendo que pagar únicamente por el término de potencia y los gastos del contador y otros que tengas contratados.
    2. Venta de excedentes.
      Quizá has pensado que la opción de compensación no es justa, que van a quedarse con tu dinero, pues la normativa te deja darte de alta como productor y generar una nueva línea de negocio. En el caso que quieras vender el excedente y la potencia de tu instalación sea mayor de 100 kW tienes que darte de alta sí o sí.
      Para poder vender el sobrante tendrás que dar la alta la instalación de producción eléctrica y luego darte de alta en hacienda para declarar las ganancias obtenidas. Deberás siempre firmar un contrato con la distribuidora eléctrica y el plazo que puedes tardar en cobrar el sobrante irá desde 6 a 12 meses desde que tienes la instalación acabada.

 

¿Puedo consumir electricidad a la vez de mi instalación de autoconsumo y de la red eléctrica?

Como te he adelantado antes una instalación de autoconsumo instantáneo es aquella que no desconectas de la red y que pueden funcionar en paralelo. ¿Esto qué quiere decir?

Para dejártelo claro te lo voy a explicar por pasos.

  • Paso 1. Son las 6 de la mañana y las placas solares no generan nada de electricidad, entonces toda la electricidad que consumas procederá de la red eléctrica.
  • Paso 2. Las 12 de mediodía y no estás en casa en ese momento, hace mucho sol y entonces estás produciendo más electricidad que la que consumes. En este caso consumirás solo de tus paneles fotovoltaicos y el sobrante irá a la red si compensas la electricidad o lo cortarás si tienes un dispositivo de no vertido.
  • Paso 3. Llega la hora de la merienda, las 17 y ya estás en casa, las placas solares aún producen electricidad pero en tu casa necesitas más que la que los módulos te ofrecen. No hay problema, en este caso consumirás electricidad también desde la red pública.

Para conectar la red y funcionar a la vez no debes poner ningún dispositivo adicional a tu instalación fotovoltaica que ya llevarán los paneles y el inversor que sincroniza la electricidad de tu sistema con la red pública.

Compra tu kit de autoconsumo

¿Cuánto tarda en darse de alta una instalación de autoconsumo?

Tradicionalmente los pasos a dar para legalizar una instalación fotovoltaica son lentos y costosos. Hoy sigue siendo así en algunos casos pero en otros no lo son tanto.

Cuando la instalación no vierte los excedentes será rápida su tramitación porque no hay que pedir permisos a la compañía distribuidora y está facilitándose en todas las autonomías. En 1 mes desde que realizas la instalación debes tener los papeles al día.

Si la instalación es para una casa y la potencia instalada es de menos de 15 kW entonces la tramitación será también rápida, como en instalaciones sin excedentes, solo tardará más en poder compensar el excedente en tu factura. A fecha de la redacción de este artículo todavía no se tiene claro el mecanismo a emplear y no se está compensado ninguna factura.

En instalaciones con compensación de más de 15 kW y menos de 100 kW la tramitación en Industria es relativamente rápida, como las anteriores en menos de 1 mes debes tenerla lista. Sin embargo debes pedir punto de acceso a la compañía distribuidora (Iberdrola, Endesa, Naturgy, …) y se están demorando más de 3 meses en contestar. Por ello, damos un plazo de 4 a 6 meses en legalizar estas instalaciones.

Las instalaciones de más de 100 kW con excedentes necesitan además autorización administrativa y, posiblemente, retocar el centro de transformación. Los plazos de la compañía distribuidora siguen siendo largos, por eso el plazo para terminar todos los papeleos en estas instalaciones será de entre 6 y 12 meses.

6 preguntas sobre legalización de autoconsumo

¿Existe algún impuesto al sol?

NO, por fin y para siempre, espero, NO EXISTE NINGÚN IMPUESTO AL SOL.

Esta tasa al autoconsumo, con o sin excedentes existente en la normativa de 2015 está derogada y si se siguen las directrices de la Unión Europea, no volverá nunca más. Ahora ya no pagarás más por la energía que estás consumiendo y proceden de tus placas solares.

Eso sí, no confundas el impuesto al autoconsumo con el impuesto a la generación de electricidad, si vendes el excedente de tu instalación con la opción no simplificada  deberás seguir abonando el impuesto de generación como un porcentaje del dinero que recibas.

¿Cuánto cuesta una instalación de autoconsumo con energía solar fotovoltaica?

Por supuesto, esto no tiene respuesta, pero podemos llegar a unos precios orientativos que puedes estudiar para ver la rentabilidad de tu instalación.

Si es en una casa será normal que instales 3 kW y que pagues alrededor de 4.500 € + IVA o puede que quieras o precises 5 kW y pagarás alrededor de 7.000 € + IVA.

En una industria, si consumes 25 kW, seguramente te haga falta una instalación de esta misma potencia y pagarás alrededor de 27.500 € + IVA. Si consumes 100 kW o más, pero quieres quedarte en el límite del procedimiento simplificado de compensación de excedentes, la instalación te costará aproximadamente 90.000 € + IVA.

En instalaciones más grandes es un mundo, pero para hacerte una idea, una instalación si excedentes de 400 kW puede salirte alrededor de 320.000 € + IVA.

Estos son valores orientativos que siempre habrá que estudiar en tu ubicación por lo que si quieres más información, contacta con nosotros.

Descubre tu tejado fotovoltaico

Última actualización el 2019-09-20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Está presentación de producto se ha realizado con AAWP plugin.