Estamos en verano, 30 grados a la sombra. Si no tienes piscina la mejor opción para combatir el calor es quedarse en casa con al aire acondicionado PERO luego no queremos sorpresas en la factura de la luz, además del impacto medioambiental enorme que tiene.

Es difícil hoy en día, en verano, entrar en algún lugar  y que el aire no esté puesto a toda pastilla, forma parte de nuestro día a día sobre todo en lugares como la Comunidad Valenciana o Andalucía.

 

Pero hay una manera de reducir ese gasto indiscriminado y reducir el impacto negativo al planeta, la clave está en la eficiencia energética.

Todos deberíamos de concienciarnos sobre este asunto, tanto las instituciones, las empresas y los ciudadanos.

 

8 sencillos consejos para ahorrar dinero

A continuación te vamos a dar 8 consejos para que puedas usar el aire en verano de manera eficiente y así ahorrar dinero. Te interesa ¿verdad?

  • El aparato de aire acondicionado debe contar con la debida certificación de eficiencia energética por una entidad homologada que reconozca el potencial de ahorro energético en el producto.
  • Se aconseja comprar los aparatos más eficientes (A+++), que pueden llegar a suponer un ahorro de un 40% en el consumo de energía en comparación con otros de menor clasificación.
  • Debemos instalar el aire acondicionado de manera que el sol le dé lo menos posible y en sitios bien ventilados.
  • Hay que asegurarse de que todas las ventanas y puertas estén cerradas para crear un correcto aislamiento.
  • También se recomienda mantener toldos y persianas cerrados en los momentos del día más calurosos ya que sirven de protección solar al evitar la entrada de radiación solar.
  • Para fijar la temperatura, lo ideal es una temperatura estable entre 24 y 26 grados, más que suficiente para sentirnos cómodos y no malgastar energía.
    • Información extra: Cada grado que bajes la temperatura supone un  8% más en la factura de la luz.
  • La gran mayoría de equipos incluyen opciones que favorecen el ahorro, como el modo eco, que permite ahorrar en energía sin que el aparato deje de ser eficiente ajustando la potencia según la temperatura de forma automática. O modo sleep, que va incrementando la temperatura según transcurre el tiempo de funcionamiento, ya que cuando las personas descansan, su temperatura corporal baja.
  • Para conseguir que el equipo sea lo más eficiente posible, es necesario un mantenimiento anual que consiste en la limpieza del filtro de la unidad interior, limpieza de la batería de la unidad exterior y comprobación de carga de gas refrigerante.

 

¿Qué tipos de aire acondicionado hay?

  • Aire acondicionado tipo split: es el clásico. Consta de una unidad externa que se coloca en el exterior (en la pared que da a la calle, un balcón o el jardín), y una unidad interna que va dentro de la casa. Tiene un consumo medio.
  • Aire acondicionado de pared, compacto: no tiene unidad externa y sólo necesitas sacar un tubo al exterior. Consumo: alto.
  • Aire acondicionado portátil: se puede mover de una habitación a otra, pero sigue necesitando sacar un tubo por una ventana. Consumo: alto.

Cómo funciona el aire acondicionado:

 

Tengas el tipo de aparato que tengas, siempre puedes buscar la mayor eficiencia energética para ayudar al medio ambiente y a la vez ahorrar en la factura de la luz.

Con un consumo responsable y un correcto uso del sistema de aire acondicionado, se puede ahorrar hasta un 30% en el gasto de luz, sin pasar calor.

Pasa un verano fresquito y eficiente.

Comparte nuestro post si te ha gustado.

Última actualización el 2019-10-08 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Está presentación de producto se ha realizado con AAWP plugin.