Si eres de los que quieres acabas de comprar una casa de campo vieja para mejorar tu nivel de vida deberás pensar en como aislar de frío y como impermeabilizar tu nueva vivienda para poder estar a gusto en ella, porque, ¿te gusta la sensación de frío y humedad? A mi tampoco, por eso te comentaré en este post un poco lo que yo haría (y seguramente me toque hacer dentro de poco) para mi casa del pueblo.

Impermeabiliza las paredes para evitar la humedad

La humedad por capilaridad es una pesadilla en muchas viviendas. Evitar que aparezca te ahorrará muchos gastos de mantenimiento, olores y sensaciones. Usar mortero impermeabilizante te permitirá que ese agua no llegue a fastidiar tus paredes.

Existen soluciones tradicionales con capas de plástico que permiten que no salga fuera la humedad, pero a la larga salen mal y son muy chapuceras. Usar el mortero adecuado de primeras conseguirá que no salga la humedad que pasa por los huecos de los ladrillos desde el subsuelo a tu casa y evitarás malas sensaciones y olores.

Como aislar las paredes del frío

Otro aspecto importante a tratar cuando se reforma una vivienda es el aislamiento térmico. Las casas antes no disponían de ningún tipo de aislante, solo de inercia, alguna cámara de aire y espesor de pared para evitar que el frío entrara. Hoy puedes utilizar el aislamiento térmico de ChovA para mejorar el confort en tu casa y disfrutarla como quieras hacerlo.

No se trata de aislar por aislar, y cada casa tiene su solución adecuada. Tendrás que ver si vas a poner un trasdosado nuevo de Pladur o una segunda capa, o aislarás por fuera la fachada o si tienes que inyectar el asilamiento a una cámara de aire ya existente.

Hay muchos materiales como lana de roca si vas a poner un trasdosado de Pladur, XPS aislante o EPS para un doble tabique o para aislar por el exterior (SATE) o poliuretano inyectado en el caso de rellenar la cámara de aire. Deberás elegir el que más te convenga guiado siempre por profesionales.

Aislamiento para los tejados

Si quieres aislar tu tejado deberás buscar también las mismas alternativas que con paredes con la consideración que deberás tener presente la resistencia a la tracción necesaria que por lo menos el XPS tiene y el EPS no.

Si es un tejado inclinado podrás aislar también con lana de roca según el caso o con sistemas sandwich.

En los tejados es aún más importante la impermeabilización, pero esta en lugar de usar morteros tendrás que conseguirla con láminas bituminosas, pinturas asfálticas o materiales plásticos para evitar que entre el agua de la lluvia. Ten en cuenta que la humedad es diferente si viene directamente del cielo o del subsuelo.

En todo caso a la hora de reformar tu casa deberás tener en cuenta estos dos factores, la impermeabilización y el aislamiento térmico para poder disfrutar tu hogar y no tirarte de los pelos por no haber preguntado a un profesional y buscado soluciones factibles y necesarias.