El final del 2019 será recordado por varias cosas en España. Se ha llegado a un acuerdo de gobierno de izquierdas con un partido independentista, la Pedroche dio las campanadas vestida de Robot y ha salido publicado una modificación del CTE DB HE que obliga que la mitad de la energía primaria consumida en un edificio de nueva construcción sea renovable.

Durante el siglo XX los edificios fueron adaptándose para mejorar el confort de las personas que los utilizaban. Esto provocó que las viviendas y construcciones cada vez tuvieran más aparatos que consumieran energía, como equipos de aire acondicionado o calefacción, que dispararon el consumo energético.

Para limitarlo, ya en actual siglo XXI, surgieron regulaciones de todos los gobiernos que marcaban unos requisitos de construcción determinados. Así nació en 2006 el CTE que, entre otros aspectos constructivos, cambiaron el modo de diseñar y construir un edificio.

Las sucesivas actualizaciones de esta normativa han ido reduciendo los límites de consumo de todos las construcciones de manera puntual. Hoy, en los días donde escuchamos hablar de un «Green New Deal» ha llegado la reforma más ambiciosa y te contamos un poco sobre ella.

Contrata el control de tu certificado energético AQUÍ

Nuevo DB HE de 20 de diciembre de 2019

A partir del próximo 27 de junio será obligatorio para todas las construcciones nuevas o reformas que apliquen el recientemente aplicado nuevo documento de ahorro de energía del código técnico de la edificación. Es una reforma de importancia porque implica una gran reducción de la energía primaria no renovable permitida en los edificio y una reducción también del consumo total del edificio.

Hay cambios importantes en el HE0 y HE1 y afecta algo menos en el HE4, pero también lo toca.  En general separa los casos de obra nueva y reformas y los edificios de viviendas de los de otros usos y provocará una mejora de los condiciones de los edificios, una reducción significativa del consumo y, presumiblemente, un aumento en los costes de construcción.

Reforma HE-0 limitación del consumo energético

Primero te quiero informar que esta nueva normativa es bastante más restrictivo en edificios nuevos que en reforma, pero afecta a todos.

Tabla consumo primaria no renovable HE0

Tabla consumo primaria no renovable

El primer cambio significativo que he notado es el cambio de la energía primaria no renovable permitida. Ahora es un valor fijo, ya no depende de la superficie construida y es menos de la mitad de lo permitido antes de esta reforma.

También ha añadido en este punto una limitación del consumo total. ATENCIÓN este punto es importante. Ya no existe una limitación específica de calefacción o de refrigeración en el HE1 como comentaré posteriormente, sino una limitación global del consumo del edificio.

Limitación Consumo Global

Tabla consumo primaria total

En definitiva, que la mitad del consumo de energía primaria global consumida por el edificio. Esto implicará implantar sistemas de energías renovables en el mismo como energía solar fotovoltaica y conforme se vaya sustuyendo la generación de electricidad de fósiles a renovables será necesario menos autoconsumo.

Los cambios que casi no se notan del HE-1

Y algunos que sí se notan y ya te he adelantado. Dejan de existir los límites específicos de demanda energética por calefacción o climatización para tener una demanda global del edificio.

Yo veo este hecho muy significativo porque se da valor al conjunto del edificio a lo largo del año incluyendo tanto el ACS como el confort térmico. Si reducimos la demanda de todo será mucho más coherente.

Respecto al resto hay pequeños cambios en los valores máximos de transmitancia térmicas de los diferentes cerramientos, dividen entre muros y cubiertas y añaden conceptos que posibilitaran edificios con menores consumos energéticos.

¿Quieres ayuda con el HULC de tu edificio?

¿Qué pasa con el HE-4 y la contribución de energía solar térmica?

Lo que pasa es que ya no es solo contribución de energía solar térmica. Define claramente las bombas de calor para producción de ACS y solo deja un porcentaje de cobertura del 70 % para edificios grandes, de más de 5000 litros de consumo diario y de 60 % en edificios pequeños en todo el país.

Por eso no voy a hablar mucho de esto, porque todo sigue igual en buena parte de España y no cambiará la forma de trabajar.

¿Tenemos herramientas preparadas para estos cambios?

No, los documentos que te calculan la justificación del HE necesitarán ser actualizados. Principalmente la oficial Herramienta Unificada Lider Calener (HULC). Este programa tan laborioso no está preparado para la nueva actualización. Tendrán que actualizarla, por lo menos en la presentación del informe, pues no da los datos adecuados.

El resto de documentos reconocidos también deberán adaptarse y seguramente en estos seis meses hasta su aplicación definitiva estarán todos listos para poder funcionar.

En resumen, a todos nos tocará hacer un esfuerzo en el diseño de nuestros nuevos proyectos. Un esfuerzo que se verá recompensado en la reducción del consumo energético y la bajada de las facturas, pero que implicará un sobrecoste inicial en las obras. Vamos en el camino correcto y espero que durante estos seis meses no haya un aluvión de proyectos mal hechos como cuando en 2006 se aprobó el CTE.